LA REPÚBLICA DOMINICANA

La República Dominicana es como una paleta de colores que toma sus influencias de sus orígenes español, francés, haitiano y africano, de donde fluye una rica historia.

Cristóbal Colón describió esta tierra exuberante como “una hermosa isla paradisíaca con altas montañas boscosas y grandes valles intercalados con ríos”. Esta declaración sigue siendo tan válida hoy como en 1492.

Además de su clima soleado, su mar bordeado de arena blanca, República Dominicana ofrece una experiencia cultural tan emocionante como exclusiva que anima los sentidos.

La gran parte terrestre del país se ha incluido en un plan de conservación, que se puede dividir en 83 zonas.

0
Parques nacionales
0
Reservas Científicas
0
Islas protegidas
0
Reservas naturales
0
Santuarios marinos
0
Monumentos naturales

El área de Bayahibe

Pequeño poblado de pescadores, Bayahibe se está convirtiendo en uno de los destinos turísticos en alza de la República Dominicana. También es un punto de referencia ambiental para este país y el Caribe.

null

¿QUÉ HACER EN BAYAHIBE?

Playa

Las playas de la República Dominicana son ampliamente reconocidas como unas de las más bellas del mundo. Aquí, más de 1500 km de arena blanca, bañadas por aguas transparentes que se deben ver para creer. Dependiendo del lugar, puede tomar una siesta acunada por el delicado sonido del mar, o cuando el viento es suficiente tomar una práctica de kite surf.

Plongée

Buceo

La República Dominicana ofrece un mundo acuático con arrecifes de coral excepcionales, para el buceo y el esnorkel, con aguas increíblemente claras y una gran variedad de vida marina llena de colores. De hecho, el país a menudo se clasifica como uno de los lugares más hermosos para practicar el buceo en el Caribe. Los visitantes podrán disfrutar explorando los restos de siglos pasados en la costa norte del país y aprovechando las cálidas y protegidas aguas del sur. El país es un paraíso para los buzos experimentados, pero los principiantes también pueden encontrar su felicidad tomando cursos en la mayoría de los hoteles del país.

L

Parque Nacional Cotubanamá (anteriormente “Parque Nacional del Este”)

La peculiaridad de este parque de 46,000 hectáreas es que hay más de 200 cuevas y la isla Saona donde los Manatíes de las Indias Occidentales y los delfines nariz de botella se pueden ver de vez en cuando.

No hay río o torrente en el parque y su territorio está rodeado por un bosque subtropical húmedo y un bosque seco. Este conjunto de árboles crea un hábitat tranquilizador para las 112 especies de aves, incluida la indígena Lechuza cara de ceniza y el pájaro bobo.

La mayoría de los parques conducen a la península sudeste de la República Dominicana cerca de Bayahibe, cuya línea costera es bien conocida por sus formaciones de coral y sus puntos de buceo. El punto más al sur es Bahía Caldera, donde hay lagunas de agua salada y manglares. En el lado opuesto a la bahía, se encuentra la isla Saona de 24 km de largo con pequeñas viviendas como en Mano Juan y Punta Gorda con una población total de 300 personas. Al este está la más pequeña de las islas, Catalinita, que está deshabitada.

Isla Saona

El lugar más popular en el Parque Nacional Cotubanamá es la Isla Saona, ha sido descrita como un lugar donde la fantasía se convierte en realidad. La isla de “Robinson Crusoe”. Hermosas playas de arena blanca, aguas turquesas y hermosas palmeras, por lo que es un destino muy romántico, muy popular entre los turistas. Este es también el punto más visitado del país.

Isla Catalina

Pequeña isla frente a la costa de La Romana, tiene algunos pabellones junto al mar y un restaurante. Lejos del pontón principal hay una zona de playa virgen donde se permite acampar, lo que dará a los visitantes la sensación de estar en una isla desierta. El permiso debe solicitarse en la oficina del Parque Nacional de Bayahibe, donde también puede alquilar botes para llegar a la isla.